Cómo tener una piel luminosa

En la ducha, enjabónate siguiendo movimientos circulares con la esponja y, a continuación, aclárate bien con agua.

Échate un poco de aceite en la mano y extiéndelo bien.

Sobre la piel mojada, aplica el aceite hasta cubrir todo el cuerpo*.

* Sólo para uso externo

¡Secar y lista! O si lo prefieres, puedes volver a aclararte con agua.

El secreto de la hidratación:
agua y JOHNSON’S® baby ACEITE.

El ACEITE JOHNSON´S® baby hidrata hasta 10 veces más sobre la piel mojada que otras lociones, ¡dejándola suave y luminosa en un tiempo récord!

Los efectos de la ducha

Durante la ducha, el agua aporta efectos tonificantes sobre nuestra piel. Muchas veces no somos conscientes que, agua muy caliente, más presión de la debida o la esponja que usamos, puede provocar sequedad en la piel.

Aceite Baby Aloe Vera Johnson